<<< texto >>>




               abuso de poder  
     acoso moral
     a.psicológico
     a.laboral
     amilanar
     caterva
     chinchar
     chivo expiatorio
     hostigar
     intimidación
     luz de gas
     machacar
     mal de ojo
     matonismo
     ningunear
     putear
     tener manía

     abús de poder
     acaçament
     assetjament
     a.moral
     a.psicològic
     a.laboral
     catèrvola
     empaitar
     encalçament
     bescantar
     boc emissari
     fustigar

     bossing
     bullying
     mobbing
     emotional abuse
     harassment
     mistreatment
     stalking
     whistleblowing

     abus de pouvoir
     harcèlement
     h.au travail
     h. moral
     h. psychologique
     harassement
     bizutage
     tête de turc

   Pesten
    Pesterijen     
    Intimidatie
    Vijandig gedrag     Psychoterreur     
    Vernederen
    Negeren
    Isoleren
    Sociale uitsluiting

..

MOBBING.NU
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates | foros.nu
Noticias de Mobbing OPINION | archivo de noticias | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda

 

Nevenka estaba sola, pero ustedes no.
Luchy Núñez
Escritora
Metro
16.06.2002

 

 

Desde que escribí una columna de psicoterror laboral (19 de abril) no he parado de recibir e-mails, créanme. Hoy, domingo 11 de junio, acabo de abrir en mi correo electrónico dos más.

Los tengo clasificados por sugerencias, acusaciones y ruegos. Un lío de papeles amontonados por el sofá, la mesa de trabajo, el suelo. Me rasco la cabeza y no sé por dónde empezar, como no sea sacando mi pañuelo desde esta orilla.

Porque la sensación que tengo es que ustedes me hacen señales desde la otra orilla, sin comunicarse entre sí, y yo, con mi columnilla, poco puedo hacer, como no sea vocear que no están solos, que son legión, que no se ignoren.

Voy al grano: de todas las cartas que he recibido no hay ni una que no esté de acuerdo conmigo. Nadie se ha molestado por mi opinión.

Me agradecen el artículo y que haya salido en defensa de los funcionarios que sufren el psicoterror laboral. Incluso los que no son funcionarios me sugieren que escriba también sobre el acoso laboral en las empresas y me exponen su caso o el de algún compañero.

Hay muchas personas, por desgracia demasiadas, que sufren un acoso laboral sistemático, doloroso y humillante.

En el caso de los funcionarios abunda más en la Administración local, es decir ayuntamientos, diputaciones y consejos comarcales. En las empresas se practica más en las que podríamos clasificar de “públicas”.

El acoso moral no distingue sexos ni categorías. Guardo un buen puñado de quejas y confidencias de altos cargos de la Administración (Grupo A). Algunos aportan dossieres completísimos que ponen los pelos de punta.

Aun así, son más numerosos los casos de la escala administrativa y subalterna y, desde luego, la palma se la llevan las mujeres.

Desconozco si en la empresa escuchan las sugerencias del defensor del pueblo cuando éste toma cartas en un caso claro de ‘mobbing’, pero en la Administración se pasan por el forro al defensor del pueblo.

Guardo dos fotocopias de cartas en donde el Síndic de Greuges de Catalunya insta a una diputación y a un ayuntamiento a que lleve a cabo cierto cambio de actitud hacia un funcionario por considerar que se están pisoteando sus derechos, y las corporaciones aludidas no hacen ni pito caso.

Es decir, en los cotos cerrados, predios, cortijos o masías que son las administraciones locales se avasalla con la impunidad que presta un reglamento anticuado, obsoleto e inhumano. Y el defensor del pueblo es un cero a la izquierda.

Y así debe considerarse él, cuando rubrica una carta de la que transcribo textualmente: “Mis recomendaciones no han sido aceptadas por la Diputación de...”

Todos los lectores que me han escrito dejan traslucir un temor oscuro y utilizan un lenguaje críptico que me ha tenido un tiempo asustada y pensando si yo misma iba a meterme en una maraña de venganzas.

Por un lado me animan a que escriba sin pelos en la lengua y me tildan de valiente, aunque temen por mí y les inspiro compasión, y por otro me ruegan que guarde el anonimato de sus confidencias, que ni siquiera nombre sus corporaciones. Incluso por razones de “seguridad” algunos escriben con pseudónimo.

Desde esta orilla, veo que cada uno de ustedes va resignado con su dolor y su humillación a cuestas a fichar mañana tras mañana en la ranura de su dignidad, completamente aislado, sin darse cuenta de que son legión.

¿Por qué no se envalentonan? ¿Por qué no se unen entre ustedes y presentan denuncias conjuntas de lo que pasa en las administraciones? No duden de que pronto se podrá tipificar y legislar el acoso moral en el trabajo.

Gracias a personas como Nevenka, los chulos de pacotilla van cayendo, pero ¿han pensado en el fiscal de las narices, mayorcito él, cuánto, cuantísimo daño habrá causado a personas que no han tenido el arrojo, las posibilidades, la cultura y el apoyo de Nevenka?

Ella está sola, pero ustedes, desde aquí se lo digo, son ciento y la madre. Ánimo.

lnunez@altanet.org


index


Reciba el BOLETÍN de Mobbing.nu
Email:
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates
| foros.nu
últimas noticias | archivo | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda | Webmaster
disclaimer | descargo de responsabilidad | déni de responsabilité
envíe esta página | envii aquesta pàgina | envoyez cette page | tell a friend


06.03.2003

index