<<< texto >>>




               abuso de poder  
     acoso moral
     a.psicológico
     a.laboral
     amilanar
     caterva
     chinchar
     chivo expiatorio
     hostigar
     intimidación
     luz de gas
     machacar
     mal de ojo
     matonismo
     ningunear
     putear
     tener manía

     abús de poder
     acaçament
     assetjament
     a.moral
     a.psicològic
     a.laboral
     catèrvola
     empaitar
     encalçament
     bescantar
     boc emissari
     fustigar

     bossing
     bullying
     mobbing
     emotional abuse
     harassment
     mistreatment
     stalking
     whistleblowing

     abus de pouvoir
     harcèlement
     h.au travail
     h. moral
     h. psychologique
     harassement
     bizutage
     tête de turc

   Pesten
    Pesterijen     
    Intimidatie
    Vijandig gedrag     Psychoterreur     
    Vernederen
    Negeren
    Isoleren
    Sociale uitsluiting

..

MOBBING.NU
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates | foros.nu
Noticias de Mobbing OPINION | archivo de noticias | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda

 

Demandan al Consistorio de Guadarrama por acoso laboral. (2)
Lozano: 'Sólo pido que me dejen trabajar'.
Diario del Noroeste
30.05.2002
Guadarrama

ver artículo anterior




La directora del Patronato de Deportes, Mar Lozano, ha querido ejercer su derecho de réplica tras la información aparecida ayer en este diario acerca de la demanda que ha presentado contra el Consistorio por acoso laboral y defensa de los derechos fundamentales, que considera le han sido vulnerados en el desempeño de su cargo.

Punto por punto, la afectada, que se encuentra de baja desde hace casi tres meses ha respondido al alcalde, Fernando Cruz, y ha relatado su experiencia al frente del polideportivo.

En primer lugar, la trabajadora expone que las horas extraordinarias no eran compensadas, no tanto económicamente, puesto que no lo contemplaba el contrato, como en días libres, una prerrogativa de la que ella no disfrutaba pero sí lo hacía su homólogo en el Patronato de Cultura, de ahí que se haga referencia en el texto de la demanda al término "discriminación sexual".

La afectada explica que se le impuso un horario fuera de las 37 horas y media que marca la ley y que venía trabajando semanalmente una media de 45 a 50 horas.

"Tengo un contrato de interinidad que contempla la disponibilidad horaria pero de forma puntual, en lo relativo a la celebración de un evento deportivo.

Sin embargo, se convirtió en rutina". Lozano subraya, además, que al no haber en el Polideportivo un técnico medio, un oficial de mantenimiento o un administrativo esas funciones acababa asumiéndolas ella.

Al entender que esa modificación del horario impuesta por la concejala de Deportes, Amparo Rubio, no se correspondía con su horario anterior "le comuniqué por escrito al edil de Personal lo que estaba ocurriendo, no sin antes haber hablado con ella, por deferencia y por seguir el conducto habitual".

La afectada recuerda que el primer año "fue muy bueno" pero que "un hecho puntual quebró la relación" y provocó que se le fiscalizara continuamente su trabajo.

Asimismo, asegura, se le prohibió salir del despacho, presentar escritos en el Ayuntamiento por registro y mantener relaciones con otras áreas como Juventud o Cultura implicadas en proyectos comunes con la de Deportes.

"Se me hostigó e incluso se me llegó a faltar al respeto. Finalmente, se sucedieron una serie de hechos que atacaban mi ética profesional y que iban en contra del usuario.

Como responsable del Polideportivo me negué a tolerar irregularidades o acciones que no fueran legales dentro de la actividad deportiva, como el que hubiera monitores no titulados o que se manipularan sustancias químicas y peligrosas -como el cloro- sin que quien lo hacía estuviera capacitado para ello".

A ello, según la versión de Lozano, se sumaba la circunstancia de que se abortaron todos sus proyectos, "ninguno salió adelante.

Tengo una memoria de todo el trabajo realizado desde que me incorporé al puesto y en esa reunión a la que alude el alcalde con el concejal de Personal, a la que también asistieron la edil de Deportes y la de Juventud, la presenté porque el único argumento de la concejala de Deportes es que yo no hacía nada.

Se trata de un puesto directivo y de gestión; elaboraba proyectos, coordinaba el personal, pero además daba clases, atendía al público, etc.".

Otro de los argumentos ofrecidos por el Ejecutivo es que la directora del Patronato de Deportes se ausentaba sin justificación del trabajo, algo a lo que Lozano ha respondido: "Si es así, por qué no se me incoó un expediente y se siguieron los cauces disciplinarios".

En aquella reunión, la trabajadora afirma que se le sometió a un "tercer grado". Después de aquello, aunque en principio aceptó una reunión más con el personal del Polideportivo, finalmente decidió "que no tenía por qué volver a atravesar por una situación que atentaba contra mi dignidad".

La trabajadora alega que estas situaciones se dan porque a veces los representantes políticos no entienden cuál es la labor de un técnico, que en realidad es el especialista en una determinada materia y son reticentes a la hora de dejarse asesorar.

"Estoy luchando por mi puesto de trabajo. Sólo pedía que se me dejara trabajar con independencia y no tener que estar sometida a un control exhaustivo constantemente".

Lozano quiere dejar claro que también ha luchado por sus compañeros, y ha reivindicado, entre otras cosas, algo tan básico como que el personal de limpieza disfrutara del día y medio libre que le corresponde.

"Mis informes han sido siempre favorables. En Guadarrama hay muy buenos técnicos y monitores que están realizando una labor encomiable. Eso quiero dejarlo claro porque han circulado comentarios muy distintos".

Toda esta situación afectó psíquicamente a la directora del Patronato que, subraya, es una persona muy estable y su imagen no tiene nada que ver con la que se ha pretendido dar, y finalmente le repercutió a nivel físico provocándole insomnio y vómitos.

Actualmente toma ansiolíticos y es su médico de cabecera quien la evalúa. Lozano, licenciada en Educación Física y entrenadora durante 12 años del equipo nacional de gimnasia rítmica (Barcelona 92), dice estar acostumbrada a trabajar bajo presión y estrés: "Tampoco soy una niña; tengo un bagaje y una trayectoria profesional amplios; esto no lo podía consentir.

No persigo fines económicos, sino que se me resarza de un daño moral y que se me deje trabajar".

La plaza que actualmente ocupa pronto saldrá a concurso y la trabajadora anuncia que, por supuesto, se presentará, "sólo trato de defender mi puesto de trabajo".


index


Reciba el BOLETÍN de Mobbing.nu
Email:
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates
| foros.nu
últimas noticias | archivo | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda | Webmaster
disclaimer | descargo de responsabilidad | déni de responsabilité
envíe esta página | envii aquesta pàgina | envoyez cette page | tell a friend


06.03.2003

index