<<< texto >>>




               abuso de poder  
     acoso moral
     a.psicológico
     a.laboral
     amilanar
     caterva
     chinchar
     chivo expiatorio
     hostigar
     intimidación
     luz de gas
     machacar
     mal de ojo
     matonismo
     ningunear
     putear
     tener manía

     abús de poder
     acaçament
     assetjament
     a.moral
     a.psicològic
     a.laboral
     catèrvola
     empaitar
     encalçament
     bescantar
     boc emissari
     fustigar

     bossing
     bullying
     mobbing
     emotional abuse
     harassment
     mistreatment
     stalking
     whistleblowing

     abus de pouvoir
     harcèlement
     h.au travail
     h. moral
     h. psychologique
     harassement
     bizutage
     tête de turc

   Pesten
    Pesterijen     
    Intimidatie
    Vijandig gedrag     Psychoterreur     
    Vernederen
    Negeren
    Isoleren
    Sociale uitsluiting

..

MOBBING.NU
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates | foros.nu
Noticias de Mobbing OPINION | archivo de noticias | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda

 

El orden.
El Pais 10.05.2002
Juan José Millás




Suponemos que si llegara a oídos de García Ancos que una empleada de supermercado no se ha dejado tocar el culo por su jefe, iniciaría diligencias de oficio contra ella.

Y nos imaginamos perfectamente el interrogatorio: '¿Usted por qué no se ha dejado manosear por el jefe de departamento de charcutería, pese a irle en ello el pan de sus hijos? ¿Acaso está buscando que este tribunal le retire la custodia de los niños?'.

El tal García Ancos, que no sabemos cómo ha llegado a fiscal jefe de Castilla y León (y la verdad es que nos da miedo averiguarlo), tiene dentro de su cabeza una organización social en la que las clases trabajadoras se distinguen de las clases medias en que las primeras no pueden hacer con su culo lo que les venga en gana, sino lo que decida su patrón.

Resulta muy tranquilizador vivir en un país en el que los tocaculos están protegidos por las instituciones públicas.

En cualquier otro sitio, un tocador de señoras sería perseguido por acosador sexual y se taparía la cara con un jersey al entrar en la Audiencia. Y un fiscal partidario de someter a este tipo de humillaciones a las trabajadoras no cualificadas habría sido apartado fulminantemente de la carrera.

Aquí nos hemos limitado a apartarle del caso, y porque no pidió disculpas (aún va diciendo por ahí que cuando acosaba como un violador a la testigo sólo buscaba la verdad). Sabíamos, por las extravagancias de Cardenal, cómo se llega a fiscal general del Estado, pero no teníamos ni idea de lo que había que estudiar para ser fiscal jefe de Castilla y León.

Ya lo sabemos, y hemos de decir, por utilizar un lenguaje que no desmerezca del de García Ancos, que estamos acojonados. Este individuo nos ha sumido en una inseguridad jurídica notable.

El Gobierno debería aprovechar las reformas en curso para dejar bien claro a partir de qué nivel académico o laboral una trabajadora podría negarse a que le toquen el culo.

García Ancos vive en un mundo en el que los jefes pueden disponer de una parte u otra de tu anatomía en función del puesto que ocupes en el escalafón.

Lo malo es que el mundo de ese peligroso sujeto es el nuestro, por lo que pedimos a las autoridades que se aclaren cuanto antes.

Viva el orden.





Nota del webmaster: Juan José Millás es un escritor y periodista ampliamente conocido. Los afectados por el mobbing le agradecemos que haya sido uno de los primeros en publicar un artículo sobre este tema en la prensa diaria. (Diari de Girona, el 11 de noviembre 1999).


index


Reciba el BOLETÍN de Mobbing.nu
Email:
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates
| foros.nu
últimas noticias | archivo | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda | Webmaster
disclaimer | descargo de responsabilidad | déni de responsabilité
envíe esta página | envii aquesta pàgina | envoyez cette page | tell a friend


06.03.2003

index