<<< texto >>>




               abuso de poder  
     acoso moral
     a.psicológico
     a.laboral
     amilanar
     caterva
     chinchar
     chivo expiatorio
     hostigar
     intimidación
     luz de gas
     machacar
     mal de ojo
     matonismo
     ningunear
     putear
     tener manía

     abús de poder
     acaçament
     assetjament
     a.moral
     a.psicològic
     a.laboral
     catèrvola
     empaitar
     encalçament
     bescantar
     boc emissari
     fustigar

     bossing
     bullying
     mobbing
     emotional abuse
     harassment
     mistreatment
     stalking
     whistleblowing

     abus de pouvoir
     harcèlement
     h.au travail
     h. moral
     h. psychologique
     harassement
     bizutage
     tête de turc

   Pesten
    Pesterijen     
    Intimidatie
    Vijandig gedrag     Psychoterreur     
    Vernederen
    Negeren
    Isoleren
    Sociale uitsluiting

..

MOBBING.NU
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates | foros.nu
Noticias de Mobbing OPINION | archivo de noticias | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda

 

Condenan a una empresa y su directivo por discriminar a empleadas con hijos.
Terra.es
Barcelona
19.09.2002




Un juez ha condenado por primera vez a una empresa y a su jefe de producción por atentar contra la dignidad humana y discriminar a un grupo de madres trabajadoras a las que rebajó de categoría y a las que dijo que eran un "cáncer" para la firma por pedir la jornada reducida.

Fuentes judiciales han dicho que es la primera vez que se condena directamente a un directivo de una empresa por un caso de acoso laboral ya que lo habitual es que la condena recaiga sobre la compañía.


Indemnizaciones


El Juzgado de lo Social número 28 de Barcelona ha dictado una sentencia en la que condena a la empresa de productos químicos Biosystems y a su jefe de producción, Luis S.G., a indemnizar con 1.500 euros a cada una de las cinco trabajadoras a las que discriminó. Las empleadas, dos de las cuales han dejado el trabajo voluntariamente al no poder soportar más la presión de su jefe, pidieron una indemnización simbólica ya que su objetivo es que los tribunales les reconocieran su situación de discriminación, según ha explicado el gabinete jurídico Ronda, que ha llevado este caso.


Lesión de la dignidad


La sentencia declara probado que el jefe de producción lesionó la dignidad y la integridad física y moral de las cinco trabajadoras afectadas y las discriminó por el simple hecho de ser madres y haber solicitado la reducción de jornada.


Frases vergonzosas


El juez indica que el jefe de producción acosaba moralmente a estas empleadas con frases e insultos como "estúpida, corta, no sirves para nada" o que las madres con jornada reducida son el "cáncer de la empresa".

También las amenazaba con trasladarlas de puesto de trabajo, como así hizo, y una de ellas le dijo si estaba en una "secta" por tener tres hijos y a otra le comentó que tener dos hijos "es un atraso".

Una de las trabajadoras, E.G., que era jefa de sección de una unidad, fue relevada de su cargo desde su embarazo y sustituida por un hombre, mientras que otra trabajadora, M.T., también fue relevada por un hombre al coger una baja por enfermedad.

Otra afectada, P.P.R., que trabajaba en una unidad de etiquetado, fue trasladada a un departamento en el que trabajaba con sustancias "tóxicas" tras quedarse embarazada por segunda vez.

En dos casos, según la sentencia, el citado jefe de producción vetó el ascenso de las trabajadoras propuesto por otros jefes.

El directivo negó en todo momento un trato discriminatorio sobre las empleadas y, según la sentencia, "sólo" reconoció que le gustaba la gente cumplidora en su trabajo y que hablaba con un "volumen más alto de lo normal", alegando que también es padre de una hija, aunque ya tiene 14 años.

También alegó que empleó el término "cáncer" para aludir a la "baja productividad" y no para criticar a las madres trabajadoras con jornada reducida pero el juez le reprocha esta comparación, que dolió especialmente a una de las trabajadoras pues su madre murió de esta enfermedad, y le dice al acusado que "las personas no solemos emplear frases abstractas para referirnos a problemas concretos" y "no cabe pensar que dijera un tópico carente de sentido".


Un derecho legal


El juez cree que los cambios de puesto de trabajo de las empleadas obedecieron a razones discriminatorias del acusado y recuerda la sentencia que "la jornada reducida es un derecho legal".

La sentencia también recoge que el jefe de producción ejercía un excesivo control sobre ellas, les daba órdenes contradictorias y confusas para ponerlas en entredicho.

El resultado de esta presión fueron depresiones, llantos, crisis de ansiedad, problemas digestivos, el insomnio y la irritabilidad de las trabajadoras.

Por su parte, la empresa, según las mismas fuentes, no permite que el acusado mande directamente en la actualidad sobre los empleados y ha colocado a mandos intermedios.


index


Reciba el BOLETÍN de Mobbing.nu
Email:
inicio | general | organizaciones | bibliografía | legislación | debates
| foros.nu
últimas noticias | archivo | campañas | libro de visitas | escríbanos | ayuda | Webmaster
disclaimer | descargo de responsabilidad | déni de responsabilité
envíe esta página | envii aquesta pàgina | envoyez cette page | tell a friend


06.03.2003

index